Mediterraneoat | ¿Qué material elijo para mi puerta de entrada o cancela?
16410
post-template-default,single,single-post,postid-16410,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

¿Qué material elijo para mi puerta de entrada o cancela?

que-material-elijo-para-mi-puerta-de-entrada-o-cancela

¿Qué material elijo para mi puerta de entrada o cancela?

La puerta de entrada o cancela es la carta de presentación de una casa, por ello, debemos cuidar que encaje con nuestro estilo y, claro está, que cumpla con su principal función que es protegernos del exterior, delimitando nuestra propiedad de forma segura para conseguir privacidad y evitando la entrada a personas ajenas. Las hay de diferentes materiales, como el aluminio, la madera o el PVC. ¿Cuál es la mejor opción?

A la hora de elegir el tipo de puerta de entrada o cancela hay que tener en cuentas algunos aspectos como:

  • Estéticos, la puerta exterior debe ir acorde con la entrada y el resto de la decoración.
  • Prácticos, la apertura no debe molestar ni a los residentes ni a los peatones. Elige entre puerta corredera o abatible.
  • Seguridad, es la primera barrera de protección de un hogar. Por eso el material que elijamos debe ser fuerte y duradero.

¿Cómo decantarnos por una puerta corredera o abatible?

Puertas abatibles: Suele ser la opción empleada cuando no hay un espacio suficiente para el deslizamiento lateral de la hoja de la puerta corredera. Pueden ser de muy variados diseños y puedes elegir entre el modo manual o el automático.

Puertas correderas: son las más usadas en cerramiento de fincas, tanto comunitarias como particulares. Son perfectas para entradas muy anchas. ¿Por qué? La razón es que funcionan gracias al deslizamiento lateral de una hoja sobre una guía. Puedes encontrarlas en modo manual o, para más comodidad, automáticas con mando a distancia.

 

Material para la puerta de entrada o cancela

Elegir el material de tu puerta de entrada o cancela es importante tanto por la durabilidad como por el mantenimiento y el tipo de apertura.

Los materiales más usados para este tipo de puertas son:

1. PVC: son las más ligeras pero también menos resistentes. Te recomendamos que si optas por este material, busques un puerta de PVC con refuerzo de aluminio.

2. Madera: las puertas de madera pueden ser de variedades distintas y requieren un mantenimiento más continuado con barniz o pintura. Además, suelen pesar bastante, lo que dificulta algunos mecanismos como el de puertas correderas.

3. Metal: Aquí destacan las puertas de aluminio ya que cuentan con diseños más cuidados, no se oxidan y no necesitan un mantenimiento especial, como ocurre con los anteriores materiales. Se limpia fácilmente con agua tibia y ¡como nueva!

Si aún no sabes por qué puerta de entrada o cancela decidirte, llámanos y te asesoramos.

Sin Comentarios

Publicar un Comentario